El gigante surcoreano Samsung Electronics obtuvo un beneficio neto de 2,19 billones de wones (2.200 millones de dólares) en el primer trimestre de este año, lo que representa un aumento del 37% respecto al mismo periodo del pasado año. Según ha informado la compañía, esos buenos resultados se debieron sobre todo a la fuerte demanda de pantallas planas LCD de televisión y a su división de teléfonos móviles
. Se trata del mejor resultado de Samsung Electronics en más de dos años y el último bajo la presidencia de Lee Kun-hee, que anunció esta semana su dimisión tras ser procesado por evasión fiscal y prevaricación. El beneficio operativo de Samsung Electronics subió entre enero y marzo un 82% respecto al mismo periodo del pasado año, hasta los 2,15 billones de wones (2.165 millones de dólares). Por su parte, las ventas aumentaron también un 19% respecto al mismo período del pasado año hasta los 17,11 billones de wones (17.200 millones de dólares), aunque se trata de un retroceso del 2 por ciento frente a la cifra de octubre-diciembre.