La constructora española Sacyr Vallehermoso SA dijo el miércoles que recurrirá la sanción que ha impuesto el supervisor francés por su acción durante el contencioso que le enfrentó con la dirección de la francesa Eiffage, de la que fue accionista.
La Autoridad de los Mercados Financieros francesa ha impuesto a Sacyr una multa de 300.000 euros  y a su presidente, Luis del Rivero, otra de 100.000 euros, cifras que se han reducido respecto a lo que podrían haber sido, debido a que los hechos son ya antiguos y además a efectos prácticos tuvieron su epílogo con la salida del grupo francés del capital de Eiffage, tras sus reveses judiciales en 2008.