RWE, que ha presentado una oferta de 9.300 millones de euros por su rival holandés Essent, anunció el jueves que su beneficio neto del primer trimestre fue más del doble que un año antes por la ausencia de cargos extraordinarios que sí lastraron los beneficios del año pasado. El grupo reiteró además que espera estabilidad en los beneficios de 2009. El beneficio neto de RWE alcanzó los 1.750 millones en el primer trimestre, frente a 809 millones de euros un año antes.