Royal Dutch Shell ha anunciado que mantiene su objetivo de producción para 2007 de entre 3,3 y 3,5 millones de barriles equivalentes de petróleo al día, según su director financiero Peter Voser. En la cuenta de resultados, el grupo petrolero anglo-holandés recoge un crecimiento del beneficio neto del 16% hasta 6.916 millones de dólares, a pesar de arrastrar un descenso de producción, al igual que en el primer trimestre, del 4% con 3,137 millones de barriles diarios de petróleo.