Tan sólo tres valores del Ibex 35 permanecen en positivo pocos minutos después de empezar a cotizar. Repsol continúa siendo el que mejor resiste a las dudas políticas, amparado en el repunte del precio del petróleo, que sigue avanzando y se aproxima a los 85$. El euro se debilita frente a un dólar mientras los inversores no pierden de vista ni Italia ni el mercado de bonos.

Repsol no consigue sostener al Ibex 35 que despierta a la baja

El IBEX 35 abre la sesión con un descenso del 0,21%, hasta los 9.243,10 puntos, y se desmarca del resto de Europa que amaneció con ligeros ascensos, para darse la vuelta después arrastrada también por la Bolsa Italiana, cuyo sector bancario siguiendo ayer el peor damnificado por las complicaciones políticas de su Gobierno con la Comisión Europea.

En el selectivo español tan sólo, Repsol (0,59%),DIA (0,28%) e Indra (0,27%) consiguen mantener las ganancias.

En la parte baja de la tabla el farolillo rojo en la apertura es Enagas (-1,50%), tras recibir la rebaja de la recomendación de Berenberg  de "mantener" a "vender" y la reducción de su precio objetivo de 27 a 21 euros. El bróker también a rebajado el PO de REEde 16,50 a 15,50 euros.

El segundo valor que más desceiende en la apertura es Aena (-1,36%), en la jornada en la que el gestor aeroportuario dará a conocer su plan estratégico, seguido por Siemens-Gamesa (-1,23%)

Más allá del IBEX 35, en el Mercado Continuo los inversores no pierden de vista Solaria y Audax, que repuntan un 0,20% y un 1% respectivamente, tras los desplomes de las últimas semanas por  la mala digestión por parte de estos valores del planteamiento, por parte del Gobierno de nuevas medidas en la regulación del mercado de la electricidad.  

Más allá del Ibex 35

En el mercado de divisas, el euro sigue debilitándose frente al dólar y se intercambia por 1,149 billetes verdes.  Em el del petróleo el barril de Brent continúa encareciéndose, mientras los inversores no pierden de vista el aumento de las tensiones geopolíticas globales y el mercado de deuda, dónde la rentabilidad de los bonos sigue aumentando. Así las cosas Europa se gira a la baja pocos minutos después de la apertura.

En España la prima de riesgo avanza hasta el entorno de los 107,8 puntos básicos y el interés del bono a diez años sube hasta el 1,62%, influenciado por las dudas que se ciernen sobre Italia, cuyos bonos consiguieron alejarse ayer de las altas rentabilidades que alcanzaron durante la jornada del 3,6% a diez años. Hoy su prima de riesgo se coloca en los 296,80 puntos básicos y la rentabilidad de los bonos a diez años sube hasta el 3,51%.

Ayer el Gobierno italiano mostró su preocupación sobre el curso que los acontecimientos están tomando sus negociaciones con Bruselas. después de reafirmar su intención de no ceder a las exigencias del Gobierno comunitario, que considera “inadmisibles”, sobre la contención del gasto en sus presupuestos y la reducción del déficit. 

Las bolsas de América Latina la sesión de este martes con resultados mixtos al igual que Wall Street, que vivió otra jornada centrada en la alta rentabilidad de la deuda pública en EE.UU. y donde lo más destacable fue el repunte del sector tecnológico que dejó al alza al índice Nasdaq.

Así, el Dow Jones de Industriales descendió un 0,21 % hasta 26.430,57 puntos y el selectivo S&P 500 retrocedió un 0,12 % hasta 2.880,34, al contrario del índice compuesto del mercado Nasdaq, que logró repuntar un tímido 0,03 % hasta 7.738,02, impulsado por nombres destacados como Amazon (0,32 %) y Netflix(1,89 %). En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono estadounidense a 10 años llegó a alcanzar su nivel más alto en 7 años al comienzo de la misma para luego “relajarse” y terminar por debajo del nivel de cierre del lunes.

En cuanto a las referencias macroeconómicas, los inversores contarán con el PIB de Reino Unido del mes de agosto, mientras no se pierde de vista la reunión de política no monetaria del BCE.

En Francia, Italia y en el Reino Unido se conocerá la producción industrial de agosto y, ya por la tarde, en EEUU del índice de precios de la producción (IPP) del mes de septiembre. "Una relajación de este indicador de precio podría favorecer el comportamiento de los bonos estadounidenses y la caída de sus rentabilidades, lo que daría un respiro a la bolsa de este país, algo que también agradecerían el resto de mercados bursátiles mundiales" explican los expertos de Link Securities.