Repsol obtuvo un beneficio neto de 688 millones de euros en el primer trimestre, un 30,1% más que en igual periodo de 2009, cuando las ganancias de la petrolera alcanzaron los 529 millones de euros, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El resultado bruto de explotación (Ebitda) de Repsol se situó en 2.397 millones de euros en el primer trimestre, con un crecimiento del 63% respecto a los tres primeros meses de 2009, mientras que el resultado operativo aumentó un 61%, hasta 1.538 millones de euros.

La compañía explica que estos resultados se obtienen en un contexto donde aspectos positivos para su negocio como la favorable recuperación de los precios internacionales del petróleo (71%) y el gas coinciden con otros negativos, como los menores márgenes de refino, que cayeron un 54%.

La liquidez de la petrolera se situó al cierre de marzo en 6.481 millones de euros, lo que supone 489 millones de euros más que el resultado a cierre de 2009, mientras que la deuda neta sin incluir Gas Natural Fenosa ascendió a 4.843 millones, ligeramente por debajo de la del cierre de 2009.

Uno de los principales impulsores del repunte del beneficio de Repsol ha sido el área de 'upstream' (exploración y producción), donde la compañía logró un resultado de explotación de 432 millones de euros, un 133,5% más. Precisamente, la petrolera señala que este área será su motor de crecimiento, especialmente tras los últimos descubrimientos realizados.

El buen resultado el 'upstream' vino acompañado de un fuerte crecimiento en las otras dos áreas a las que considera clave para el negocio, esto es, gas natural licuado (GNL) y 'downstream' (refino y marketing). La primera elevó un 209% el resultado de explotación, mientras que la segunda lo hizo en un 25%, hasta 390 millones.

'UPSTREAM' Y 'DOWNSTREAM'

En el área de 'upstream', la producción en el trimestre fue de 350.341 barriles de crudo o equivalentes al día, un 10,4% más que en el mismo periodo de 2009, y vino acompañada de una mayor contribución de los hidrocarburos líquidos, que pasaron del 36% al 43% del total gracias al campo de Shenzi en Estados Unidos.

Las inversiones en este negocio ascendieron a 138 millones y se destinaron sobre todo al desarrollo de campos, en un 55%, y a la exploración en Brasil y Venezuela.

En 'downstream', Repsol cifra en 189 millones el efecto negativo de la caída de los márgenes de refino y de la demanda, aunque destaca el buen comportamiento del área de marketing, que aportó 10 millones. La química aportó 73 millones.

Las ventas de productos petrolíferos equivalieron a 8,8 millones de toneladas, un 11,7% menos, mientras que los productos petroquímicos elevaron un 40% las ventas, hasta 641.100 toneladas.

Por otro lado, las consolidadas YPG y Gas Natural aportaron al resultado de explotación 411 millones y 256 millones, respectivamente, lo que supuso un incremento del 27% y del 51%.