El consejo de administración de Renfe ha aprobado la suscripción de un crédito con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) por valor de 480 millones de euros para la adquisición de 43 nuevos trenes de Alta Velocidad que formarán parte de la nueva flota de la compañía ferroviaria. Este préstamo se toma conforme a lo establecido en el acuerdo marco para la financiación del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) firmado el 4 de julio de 2006 por el Ministerio de Fomento, Renfe-Operadora y el Banco Europeo de Inversiones, y según el cual corresponde a Renfe una financiación por importe de 2.000 millones de euros a distribuir durante los años 2007 a 2013.