La economía británica se contrajo en el primer trimestre de 2012 un 0,2% respecto a los tres meses anteriores, cuando la actividad ya había retrocedido tres décimas.

Al acumularse dos trimestres consecutivos en negativo, se confirma la recaída del Reino Unido en recesión técnica, según reflejan los datos difundidos este miércoles por la Oficina Nacional de Estadística (ONS).

En concreto, la caída de la actividad económica en Reino Unido es el resultado de la contracción del 0,4% registrada en la industria y del 3% en la construcción, mientras que el sector servicios logró crecer un 0,1%.

De este modo, la mayor economía europea al margen de la zona euro sufre su primera "doble recesión" desde los años 70, después de haber encadenado cuatro trimestres consecutivos con caídas del producto interior bruto (PIB) entre 2008 y 2009, en lo que fue la recesión más prolongada de la economía británica.