Syna Therapeutics centrará su actividad en el desarrollo de productos biofarmacéuticos en el ámbito de los biosimilares y moléculas innovadoras

Gracias a esta alianza, Reig Jofre ampliará su cartera de desarrollo de inyectables de alto valor añadido optando a un mercado mundial de alrededor de 1.000 M€

La farmacéutica  Reig Jofreafianza su apuesta por la innovación abierta y el desarrollo de inyectables y liofilizados con la constitución de la joint-ventureSyna Therapeutics, para el desarrollo de productos biofarmacéuticos en el ámbito de los biosimilares y moléculas innovadoras, para un mercado mundial de alrededor de 1.000 millones de euros.

La nueva alianza está participada al 50% por LeanBio, compañía biotecnológica fundada por el Dr. Andreu Soldevila en 2014, especializada en el desarrollo de productos biológicos para los sectores farmacéutico, biofarmacéutico y cosmético, y por Reig Jofre, que aportará su extensa experiencia en la formulación, estabilización y el desarrollo farmacéutico de productos biológicos e inyectables.

Syna Therapeutics será dirigida por el Dr. Andreu Soldevila, en calidad de CEO. Gabriel Roig presidirá el Consejo de Administración y contará también con Isabel Amat y Rafael Montilla. La sede social se ubica en el Parc Cientific de Barcelona.

Syna Therapeutics tendrá que financiar 9 millones de euros para llevar a cabo las primeras etapas del desarrollo. Los socios fundadores aportarán tanto el capital inicial, estimado en 2 millones de euros, como trabajo, conocimiento y experiencia. La joint venture que arranca con el apoyo de los dos socios fundadores, no descarta permitir en los próximos años la entrada de nuevos socios financieros o industriales, que puedan aportar valor estratégico al proyecto más allá de la financiación. Asimismo, no se descarta la entrada de un socio comercial para acompañar el desarrollo clínico en sus últimas fases.

Gracias a Syna Therapeutics, Reig Jofre ampliará su cartera de desarrollo de inyectables de alto valor añadido y contribuirá al cuidado de la salud, favoreciendo el acceso de los pacientes a tratamientos innovadores a nivel mundial.

El biosimilar es el fármaco equivalente de un biológico, que se crea cuando expira la patente del biológico de referencia y con el que no existen diferencias clínicamente significativas en términos de seguridad, pureza y eficacia. Se caracterizan por ser moléculas grandes con una mayor complejidad estructural que los fármacos sintetizados químicamente y que les hace ser muy sensibles a cambios en el proceso de fabricación.

El biosimilar se obtiene mediante procesos biotecnológicos de ingeniería genética a partir de cultivos celulares de organismos modificados genéticamente para producir la proteína deseada con la mejor calidad, así como sofisticados procesos de purificación y formulación del producto farmacéutico inyectable para su estabilización y uso en el entorno hospitalario.

En las últimas décadas, los medicamentos biotecnológicos han jugado un papel cada vez más relevante en el tratamiento y cuidado de la salud. En este sentido y a pesar de la complejidad de la tecnología necesaria para el desarrollo de biológicos fuera de patente y de los costosos procesos de fabricación, se espera que en los próximos años el desarrollo de biosimilares sea un área significativa de crecimiento para hacer llegar los productos biotecnológicos de manera más efectiva a los pacientes de todo el mundo, ya sea por poder ofrecer precios más sostenibles en los mercados en los que existe el biológico original, como por poder dar acceso a tratamientos innovadores a todos aquellos mercados mundiales en los que la terapia no está disponible.

Más información sobre Reig Jofre, pinche aquí