La compañía propondrá a la junta de accionistas aprobar el reparto de un scrip dividend o dividendo flexible para lo que también tendrán que aprobar una ampliación de capital.

La compañía ha convocado a sus accionistas para el mes de mayo y que se celebrará en el edificio de la Bolsa de Barcelona. 

En un hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Reig Jofe afirma que “en atención a la voluntad de la Sociedad de continuar con la política de retribución al accionista, que sea a su vez compatible con los proyectos de crecimiento en curso, el Consejo de Administración de la Sociedad someterá a aprobación una retribución mediante la opción de “scrip dividend” o dividendo flexible, que permita a los accionistas de Reig Jofre recibir, si así lo desean, acciones liberadas de la Sociedad, pero sin limitar su posibilidad de percibir en efectivo un importe equivalente al pago del dividendo, si esa es su opción total o parcial”.

Por eso durante la Junta los accionistas también tendrán que aprobar un aumento del capital social con cargo a reservas mediante la emisión de nuevas acciones ordinarias de cincuenta céntimos de valor nominal y con previsión de asignación incompleta y que no podrá superar los tres millones de euros.  Se espera que este aumento de capital se pondrá en marcha entre mayo y septiembre de este ejercicio.

Los accionistas, que están convocados para el día 3 de mayo en primera convocatoria y para el día 4 si fuera necesario el día 4 de ese mismo mes, tendrán que aprobar también las cuentas de la compañía. El año pasado la empresa obtuvo un beneficio de 9,81 millones de euros, así como las remuneraciones de los actuales directivos de la empresa.

En lo que va de año, las acciones de Reig Jofre suben algo más de un 1,2% en bolsa.

 

Reig Jofre