La filial biotecnológica de Ebro Puleva obtuvo un beneficio neto en el primer semestre de 1,211 millones de euros, el 27,2% más que en 2006, según consta en la CNMV. Las ventas, por su parte, crecieron el 31,6% hasta los 4,66 millones.