El grupo automovilístico francés PSA Peugeot-Citroën registró un volumen de ventas de 3,18 millones de unidades durante 2009, lo que se traduce en una reducción del 2,2% en comparación con las 3,26 millones de unidades entregadas en 2008, según informó hoy la compañía en un comunicado. La corporación gala aseguró que esta disminución de sus matriculaciones durante el pasado ejercicio fue consecuencia de la contracción de los mercados automovilísticos internacionales. No obstante, la empresa indicó que la puesta en marcha de planes de ayuda directa a la compra de automóviles en diferentes países de Europa logró suavizar la reducción de ventas durante la segunda mitad del año.