Los futuros del petróleo alcanzaron nuevos máximos de seis meses el miércoles en Londres, impulsados por el optimismo sobre la economía y las alzas que registraban los mercados bursátiles.  "Las lecturas de demanda siguen relativamente débiles, al tiempo que los inventarios se encuentran en niveles muy altos, pero eso no evita que los precios suban gracias al (...) alza de las acciones en Estados Unidos, la debilidad del dólar y las compras de los inversionistas ante las esperanzas de que el fin de la actual recesión sea inminente", señala Edward Meir, analista de MF Global en New York.  A las 1131 GMT, el contrato del crudo Brent para entrega en julio subía en la bolsa de futuros ICE de Londres 0,46 dólares a 61,70 dólares el barril, tras haber alcanzado un máximo de seis meses de 62,29 dólares por barril.  El contrato a julio en la New York Mercantile Exchange ascendía 0,38 dólares a 62,83 dólares el barril. Previamente el contrato llegó a 63,45 dólares por barril, su nivel más alto desde el 17 de noviembre.