Un juez de quiebras aprobó un plan que permitirá a General Motors Co. asociarse a una firma de inversión de privada de capital para adquirir Delphi Corp. (DPHIQ) y sacar a la fabricante de autopartes de la bancarrota.
El acuerdo está diseñado para garantizar a GM un suministro estable de piezas y permitir a Delphi, su ex subsdiaria, salir de la bancarrota.
Sin embargo, el acuerdo aún necesita superar otro obstáculo antes de que pueda completarse. Otro juez de quiebras de Nueva York, que supervisa el caso de bancarrota de Delphi, también debe aprobar el acuerdo. Esa audiencia está programada para la próxima semana.