El fabricante de automóviles deportivos alemán Porsche registró en el primer semestre del ejercicio fiscal 2008/2009 una caída en sus ventas del 26,7 por ciento. Según informó hoy la empresa, entre el 1 de agosto de 2008 y el 31 de enero de 2009 se vendieron 34.266 vehículos de la marca. El volumen de negocios descendió en un 12,8 por ciento, hasta un total de 3.040 millones de euros. Pese a todo, la compañía logró aumentar su beneficio bruto, según destacó la empresa en un comunicado, aunque sin ofrecer cifras concretas. Estas cifras serán presentadas a finales de marzo, una vez que se conozcan los resultados del primer trimestre.