Las ventas de viviendas de segunda mano acumuladas en los últimos doce meses hasta mayo de este año se situaron en 5.990.000 unidades. Este registro supuso un dato muy similar al de abril (6.010.000 revisados al alza desde 5.990.000) y ligeramente por encima de lo esperado por el consenso del mercado.
Cabe destacar que este registro se produjo después de que los precios de las viviendas se viesen acelerados tanto en mediana (de 219.800 a 223.000 dólares) como en media (de 268.100 a 271.500 dólares). Por lo tanto, el dato ofrece señales de estabilización de la demanda, pero con incremento en los precios, de lo que se desprende una mayor fortaleza de la misma.