La economía estadounidense creció a un ritmo anualizado del 4% en el segundo trimestre, frente al 3,4% de la primera revisión, según informó el Departamento de Comercio. La previsión de consenso de los economistas de Wall Street indicaba que el PIB registraría un aumento del 4,2%. En el primer trimeste la economía creció un 0,7%.