Royal Philips Electronics ha registrado unas ventas y un beneficio operativo superiores a lo esperado por el mercado en el tercer trimestre, y afirma que anunciará nuevos pasos en su programa para devolver capital a los accionistas. Las ventas han sido de 6.524 millones de euros, por encima de los 6.313 millones de un año antes y por encima de los 6.316 millones esperados por el mercado. El beneficio operativo ha sido de 438 millones de euros, por encima de los 71 millones de hace un año y muy por encima de los 343-349 millones de euros esperados. No obstante, el beneficio neto ha sido inferior a lo esperado, situándose en 331 millones -frente a la cifra de 1 millón un año antes-, sin alcanzar la previsión de 362-392 millones de euros del mercado.