El barril del petróleo de Texas sigue hoy su tendencia al alza y se mantiene sobre máximos históricos, por encima de los 134 dólares en las operaciones electrónicas previas a la apertura de la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), tras superar por primera vez a 135 dólares. Los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en julio se negociaban poco antes de la apertura del mercado a 134,17 dólares por barril, un dólar más que al cierre del miércoles, tras haber tocado previamente un récord de 135,09 dólares.
El petróleo de Texas, de referencia en Estados Unidos, ha cerrado en las últimas cuatro sesiones con récord y el miércoles acabó la sesión a 133,17 dólares, después de sumar 4,19 dólares a su precio anterior. El crudo de Texas superó el pasado 2 de enero por primera vez la barrera psicológica de los 100 dólares y desde entonces ha mantenido una tendencia alcista. La debilidad del dólar frente a otras divisas y el temor del mercado a que la oferta no sea capaz de hacer frente a la demanda en los próximos años están contribuyendo a que el petróleo alcance precios nunca vistos hasta ahora, según los expertos. La subida del petróleo se produce un día después de que el Departamento de Energía de Estados Unidos anunciara que las reservas de petróleo y combustible en el país bajaron la semana pasada, cuando los analistas esperaban que subieran. El mercado espera a conocer hoy los datos de reservas de gas natural en Estados Unidos, que los expertos esperan que suban.