El presidente de la Asociación de Banca de Alemania (BDB), Manfred Weber, ha dadouna nueva muestra de optimismo respecto a la evolución de la primera economía europea tras un comienzo de año "extremadamente bueno", por lo que ha elevado las perspectivas de crecimiento para el país en 2008 a un rango de entre el 2,25% y el 2,50%, frente al 1,6% previsto con anterioridad. Sin embargo, el banquero se ha mostrado menos confiado en una rápida recuperación de EEUU. En la presentación del informe mensual de la asociación correspondiente a mayo, Weber ha afirmado que "ha regresado a los mercados y a las perspectivas económicas un toque de mayor optimismo ante los buenos resultados de las empresas y los sorprendentemente positivos datos económicos del primer trimestre".
No obstante, el presidente de la asociación que agrupa a los bancos germanos ha advertido de que ahora no hay que caer en un exceso de optimismo, puesto que "las dificultades en los mercados financieros no han desaparecido y el mundo carga con los efectos del encarecimiento de las materias primas". "Las esperanzas de una rápida y sólida recuperación de la economía de EEUU actualmente no están justificadas", ha señalado Weber, quien ha pronosticado que, tanto la eurozona como EEUU, registrarán menores tasas de crecimiento en los próximos trimestres. En el día de ayer, el Instituto alemán de Investigación Económica (Ifo) informó de que la confianza de los empresarios alemanes experimentó en mayo una notable mejoría tras el marcado deterioro sufrido en el mes anterior. El presidente del Ifo, Hans-Werner Sinn, ha señalado que las compañías consultadas valoran actualmente su situación de manera más positiva. Asimismo, destacó que las expectativas para los seis próximos meses constatan un aumento de la confianza.