El precio del petróleo seguía replegándose el martes y se ubicaba por debajo de los 135 dólares el barril, tras el récord de casi 140 dólares alcanzado el lunes. El principal contrato a futuros de Nueva York, el West Texas Intermediate (WTI) para entrega en julio, perdía 13 centavos a 134,48 dólares en el inicio de los intercambios europeos.
El lunes alcanzó un récord histórico a 139,89 dólares pese a noticias de que Arabia Saudí está dispuesta a aumentar su producción para enfriar los crecientes precios de la energía, que amenazan el crecimiento económico mundial. El barril de petróleo Brent del mar del Norte para entrega en agosto perdía 16 centavos a 134,51 dólares, un día después de haber alcanzado un máximo histórico a 139,32 dólares. El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad acusó el martes a las 'potencias' occidentales de elevar 'artificialmente' el precio del petróleo con fines económicos y políticos, en un discurso retransmitido por la televisión estatal durante una reunión de la OPEP en Ispahan (centro). 'El alza del consumo es inferior a la de la producción. El mercado está bien abastecido (pero) los precios aumentan y esta situación es artificial e impuesta' por las potencias, declaró Ahamdinejad en la reunión del Fondo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para el desarrollo internacional. 'Algunos, con objetivos económicos y políticos, controlan el precio de manera artificial', añadió.