Petrochina se ha convertido este lunes, gracias a su esperada oferta pública de venta (OPV) en la bolsa de Shanghai, en la mayor compañía del mundo por valor de mercado tras recaudar 66.800 millones de yuanes (8.959 millones de dólares, 6.178 millones de euros) en la mayor salida a bolsa del mundo este año. La petrolera, que también es ya la mayor del planeta por valor bursátil, se convierte así en la primera compañía del mundo en superar el billón de dólares de capitalización, cerca de 600.000 millones de dólares por encima de la estadounidense Exxon Mobil.
Exxon Mobil valía el pasado viernes unos 487.700 millones de dólares, según el diario "China Daily", de manera que la petrolera asiática duplicó esa cifra gracias a su OPV de hoy. Petrochina sacó al parqué de Shanghai 4.000 millones de títulos de tipo A (denominadas en yuanes, con las que cotizan las grandes firmas del país), un 2,18% de su capital en acciones. Sus acciones han cerrado en Shanghai a 43,96 yuanes por acción (4,07 euros, 5,89 dólares), después de empezar el día en 48,60 yuanes (4,49 euros, 6,51 dólares), un 190% por encima de los 16,70 yuanes por acción suscritos (1,54 euros, 2,23 dólares). Supera a Shenhua La OPV de Petrochina supera el récord que ostentaba desde el mes pasado la mayor carbonera del país, Shenhua, que había llevado a cabo la que hasta hoy era la mayor salida a bolsa de las bolsas chinas, con la que logró un valor prefijado de 66.600 millones de yuanes (6.160 millones de euros, 8.933 millones de dólares). Anteriormente, en septiembre, el récord estaba en manos del Banco de la Construcción de China (CCB, en inglés), cuya OPV consiguió recaudar 58.050 millones de yuanes (unos 5.500 millones de euros, 7.730 millones de dólares.). Hasta ese momento, la mayor salida a bolsa que habían vivido los parqués chinos fue la doble OPV, en Shanghi y en Hong Kong, que llevó a cabo en octubre de 2006 el Banco Industrial y Comercial de China. Sólo en Shanghai, el ICBC llegó a emitir 14.950 millones de acciones de tipo A (denominadas en yuanes), por un valor prefijado de 46.600 millones de yuanes (4.400 millones de euros, 6.200 millones de dólares).