El consorcio formado por Petrobras (63%) y la hispano-argentina Repsol YPF (37%) declaró hoy comerciable un yacimiento de petróleo ligero y gas natural en aguas del Atlántico, informó la estatal brasileña en un comunicado. Petrobras calcula que la reserva tiene un volumen total de 88,5 millones de metros cúbicos, cerca de 550 millones de barriles de crudo equivalente.
El nuevo campo, denominado Piracucá, se encuentra en el bloque BM-S-7, en la cuenca marítima de Santos, a 200 kilómetros del litoral del estado de Sao Paulo y a una profundidad de 200 metros bajo el nivel del mar.

La declaración del valor comercial del campo fue presentada ante la Agencia Nacional de Petróleo, organismo regulador de Brasil, siguiendo las normas del contrato de concesión y como resultado de una "intensa actividad exploratoria" realizada por el consorcio en el bloque.

De acuerdo con Petrobras, este yacimiento, que fue descubierto el pasado enero, le permitirá a la compañía aumentar su potencial de producción de petróleo ligero en aguas poco profundas del Atlántico.