La bolsa española estrena semestre pero no de tendencia, sigue a la baja. El Ibex 35 cede un 1,17 por ciento hasta los 11.902 puntos en los primeros compases de la jornada, en medio de expectativas de subida del precio del dinero el jueves por el BCE. Los altos precios del crudo –el futuro del barril de petróleo estadounidense se paga a 141 dólares pese a su repliegue desde máximos- también impiden la reacción alcista para comenzar la segunda parte del año, en un día de cambios en la composición del selectivo del continuo. OHL debuta en el selecto club de los más activos de la bolsa española – que vuelve a contar con 35 integrantes- y lo hace con caídas del 1,3 por ciento. El resto de plazas europeas comienzan la jornada a la baja, mientras que el cambio euro/dólar se coloca en las 1,5734 unidades en el mercado de divisas.
Cambiamos de mes, de trimestre y de semestre, pero las cosas en bolsa siguen igual. Tras una caída semestral del mercado español superior al 20 por ciento, el pesimismo parece haber llegado para instalarse y las ventas se imponen de nuevo en esta apertura. Y lo hacen con unos precios del crudo por encima de los 141dólares y con referencias dispares que llegan de la mano del alza tímida del Nikkei japonés y del cierre mixto anoche en Wall Street. El único dato macro publicado en la última sesión al otro lado del Atlántico -el índice de actividad en el sector industrial de la región de Chicago- estuvo por encima de lo esperado y aportó una buena señal, pero los analistas esperan con mucha atención los datos del empleo de junio. Si son negativos y el crudo sigue al alza, los analistas señalan que el merado podría incluso capitular. Entre tanto, y a la espera de que las cosas no lleguen a ese punto, los inversores españoles se fijan sobre todo en el sector constructor, para dirigir hacia él sus órdenes de venta. Debut de OHL en el Ibex 35Ferrovial lidera los recortes del selectivo del continuo al ceder un 4,7 por ciento, en un día en el que la empresa constructora OHL (Obrascón Huarte Laín) entra en el Ibex-35, en sustitución de Sogecable, que fue excluido del índice el pasado 12 de mayo, una vez finalizado el plazo de aceptación de la opa formulada por el Grupo Prisa. Y se estrena con caídas del 1,34 por ciento. Sin embargo, con compañías como Técnicas Reunidas, popular o Iberia las que siguen a Ferrovial en el ranking de más perjudicados. El primero se deja más de un 3 por ciento, la aerolínea un 1,97 y el Popular un 3 por ciento. Cede terreno la entidad bancaria tras confirmar su accionista Trinitario Casanova que posee en realidad poco más de un 2 por ciento en la compañía, cuando pretendía vender un porcentaje superior a empresarios mexicanos. Entre los peores del día se coloca también Acciona, que repartirá a partir de esta jornada un dividendo complementario de 2,31 euros por acción a cuenta de los resultados de 2007. La compañía baja en bolsa un 2 por ciento. Entre los pesos pesados, el Santander baja un abultado 1,6 por ciento, mientras que el BBVA cede un 0,4 por ciento en un día de descensos superiores al 1 por ciento en Repsol. Sí que logran escapar de la tendencia negativa generalizada, Iberdrola, que sube un 0,12 por ciento y Telefónica, pese a que ha recibido una rebaja del 9 por ciento hasta los 21,45 euros en el precio objetivo por parte de los analistas de Cheuvreux. Sus títulos suman un 0,06 por ciento. Son muy pocos los valores que acompañan a la operadora en terreno alcista, entre ellos REE, que gana un 0,44 por ciento, Grifols o Gas Natural.