El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, dijo hoy que el aumento de la inflación -- que en junio alcanzó una tasa record del 4% en la eurozona según los datos preliminares publicados por Eurostat-- es un motivo de "grave preocupación" y reclamó evitar una espiral inflacionista de salarios y precios porque ello "eliminará las posibilidades de crecimiento de nuestras economías".Almunia reconoció que la tasa de inflación del 4% registrada en junio, la más alta desde que existe la moneda única, es una "mala cifra". Y señaló que en los próximos meses el nivel de precios seguirá "en niveles similares" a los de este trimestre. En este sentido, el comisario de Asuntos Económicos pronosticó que, en el conjunto de 2008, la inflación se situará por encima del 3,2% que el Ejecutivo comunitario había previsto el pasado mes de abril. No obstante, insistió en que a finales de año "empezará a amortiguarse".
"Pero incluso en este supuesto, nuestra preocupación es extraordinariamente fuerte acerca de las consecuencias económicas de la evolución del crecimiento de los precios y de las consecuencias sociales de esta evolución", subrayó Almunia en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara. El comisario de Asuntos Económicos atribuyó la elevada inflación al aumento de los precios del petróleo y de los alimentos. Ello supone que las economías europeas, al tener que importar crudo y materias primas alimenticias, "se empobrecen como consecuencia de este aumento de los precios" y envían parte de su riqueza a los países productores, indicó. Almunia pidió ser "extremadamente cuidadosos" en las respuestas a esta situación y evitar medidas que distorsionen la evolución de los precios. "Los precios deben enviar señales adecuadas para que los consumidores tengan en cuenta que no se debe incrementar el consumo de los productos que se encarecen", afirmó. No obstante, señaló que es posible adoptar medidas a corto plazo en beneficio de los sectores más débiles de la población "para distribuir de modo más equitativo los esfuerzos". Pero estas medidas "deben estar bien concentradas en los sectores a los que queremos compensar y deben ser acotadas en el tiempo", subrayó. ESPIRAL INFLACIONISTA El comisario de Asuntos Económicos admitió que las expectativas de inflación son también "motivo de preocupación" porque, si se alejan del objetivo de estabilidad de precios fijado por el Banco Central Europeo (por debajo pero cerca del 2%), "esa será la palanca que pueda mover efectos de segunda vuelta tanto en quienes tienen capacidad de determinar precios en el mercado como en quienes negocian salarios". "Todo lo que suponga contribuir a una desviación de las expectativas de inflación por encima del objetivo a medio plazo irá en contra de nuestros propios intereses, desencadenará espirales inflacionistas, creará todavía peores condiciones para quienes sufren las consecuencias de la inflación y eliminará las posibilidades de crecimiento de nuestra economía", afirmó. En este sentido, recordó que las "respuestas equivocadas" a la crisis del petróleo de los años 70 provocaron "más inflación, menos crecimiento y más paro". Almunia lanzó un nuevo llamamiento a la moderación salarial y reclamó que los salarios aumenten "en línea con la productividad". Sólo así, subrayó, podrá preservarse el poder adquisitivo de los trabajadores y evitar caer en una espiral inflacionista. ¿ESPECULACIÓN O AUMENTO DE LA DEMANDA? El comisario de Asuntos Económicos recordó que el Ejecutivo comunitario, siguiendo el mandato de los líderes europeos, está elaborando un estudio sobre las razones que explican el aumento de los precios del petróleo y de los alimentos. Y la primera conclusión es que "el elemento fundamental que está detrás de esas subidas tiene que ver con la oferta y la demanda". "La demanda tanto de energía como de materias primas alimenticias ha aumentado considerablemente, en buena medida por el dinamismo marcado por economías emergentes. Y la oferta no está respondiendo adecuadamente", señaló Almunia. "La especulación puede añadir, pero no está originando lo que estamos viviendo en cuanto a tensiones de precios", agregó.