Oracle, uno de los mayores fabricantes de programas y aplicaciones informáticas del mundo, ganó 3.702 millones de dólares en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, lo que supone un aumento del 6 por ciento respecto al mismo lapso del periodo anterior. La firma de software detalló que la facturación en esos meses aumentó el 8% y alcanzó los 16.391 millones de dólares, al tiempo que sorprendió con su anuncio de que por primera vez repartirá dividendo. Sólo en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal (diciembre-febrero) el beneficio cayó el 1%, para quedar en 1.329 millones de dólares, pese a que la facturación avanzó un 2% y alcanzó los 5.453 millones.