La delegación que tiene la compañía proveedora de software Oracle en Barcelona prevé mantener en los próximos años el crecimiento experimentado hasta ahora, según explicó hoy su director, Félix Monedero. En un almuerzo con la prensa para celebrar el vigésimo aniversario de la apertura de su delegación en Barcelona, consideraron este período de crecimiento y de consolidación en el mercado. "Durante los últimos 12 meses hemos desarrollado un conjunto de iniciativas en nuestra área de influencia que nos han permitido ampliar nuestro negocio en un 25%, potenciando el negocio inducido de nuestros socios tecnológicos a través de alianzas", indicó Monedero. La delegación de Barcelona cuenta con más de 3.000 clientes y genera anualmente un negocio inducido de cerca de 300 millones de euros en servicios de valor añadido en la zona del Mediterráneo - compuesta por Cataluña, Andorra, Baleares y la Comunidad Valenciana-.