Oppenheimer redujo sus estimaciones para Goldman Sachs, tras afirmar que entre las entidades de banca electrónica, los ingresos de GS son los más vinculados a los mercados de acciones, y el hecho de que los mercados bursátiles mundiales hayan registrado descensos porcentuales del 10% y más reducirá en forma significativa sus resultados. Los volúmenes de operaciones de asesoría y suscripción de GS también se muestran débiles, las emisiones de deuda en Estados Unidos y Europa han caído más de un 70% en lo que va del año y los volúmenes de negociación de valores han descendido, según la firma. Revisa a la baja su estimación para la ganancia por acción del tercer trimestre, de US$3,54 a US$2,15; la del 2008 de US$15,75 a US$14,32, y la del 2009 de US$16,30 a US$14,90.