Adam Opel GmbH, la filial alemana de General Motors, no entrará en el mercado de automóviles estadounidense si la adquisición por parte de Magna International sigue adelante como se esperaba, aunque tendría acceso parcial al mercado chino, de acuerdo con un documento del Ministerio de Economía alemán. Opel también tendría acceso al mercado canadiense a partir de octubre de 2012, explica el documento. Magna se ha asociado con la rusa OAO Sberbank y con el fabricante de automóviles OAO GAZ Group  para presentar una oferta por Opel y su hermana británica Vauxhall. Según los términos del acuerdo, el consorcio de Magna invertiría 500 millones en Opel. El préstamo se convertiría gradualmente en acciones por medio de bonos convertibles, con varios vencimientos: 50 millones vencerían el 1 de enero de 2011, otros 50 millones el 1 de enero de 2012 y los 300 millones restantes el 1 de enero de 2013.