El fabricante de consolas Nintendo informó ayer que un servidor de su filial en EE.UU. sufrió un ataque informático hace algunas semanas.

Nintendo reconoció el ataque de hackers informáticos, aunque negó que se hubieran filtrado datos personales de sususuarios.

Nintendo hace un seguimiento constante de su seguridad y la protección de la información de sus clientes "es su máxima prioridad".

También recientemente Sony advirtió que su servicio online SonyPictures.com había sufrido un ataque del grupo de hackers LulzSec, que afectó a los datos de un millón de usuarios.

Además, Google dijo que piratas chinos habían intentando acceder a cuentas de personalidades -incluidas las de altos funcionarios del Gobierno de Obama- y a la de disidentes del Gobierno chino.

El viernes pasado también quedó al descubierto que Hotmail y Yahoo! habían sufrido ataques.