La profunda crisis del empleo y de la protección social que se ha desatado como consecuencia de la recesión económica durará entre seis y ocho años si no se adoptan medidas, advirtió hoy el director general de la Organización Internacional del Trabajo, Juan Somavia. "Sabemos por pasadas crisis que el empleo recupera sus niveles previos a la crisis con un desfase de entre 4 y 5 años (respecto a la recuperación económica).
Esto significa que el mundo puede asistir a una crisis del empleo y de la protección social de 6 a 8 años de duración", señaló Somavia, al presentar su informe a la Conferencia Internacional del Trabajo.

"Los líderes políticos no han prestado suficiente atención a las implicaciones humanas y sociales de ese desfase", señaló, ante los 4.000 representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores reunidos en Ginebra desde hoy y hasta el día 19.

La Conferencia, que durará hasta el día 19, está centrada en la crisis del empleo y en la búsqueda de soluciones, y celebrará de los días 15 al 17 una Cumbre Mundial del Empleo con la asistencia de jefes de Estado.