OHL obtuvo un beneficio de 49,6 millones de euros hasta marzo, un 71% más. Sin embargo, 25,3 de estos millones son extraordinarios obtenidos con la venta de su participación en la concesionaria Fumisa. La cifra de negocio cayó un 7,3%, hasta 810,9 millones, y el beneficio bruto de explotación (EBITDA) fue de 114,2 millones, un 6,2% más. OHL señala en la información remitida a la CNMV que la facturación ha caído "como consecuencia de la reducción de la cifra de ventas de construcción nacional e internacional, en línea con lo previsto para estos primeros meses".