La tasa de inflación en los países industrializados se situó en abril en su nivel más bajo de los últimos 38 años, según los datos publicados el miércoles por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. La organización económica con sede en París dijo que la tasa anual de inflación de sus 30 miembros subió un 0,6% en abril, su nivel más bajo desde que comenzó a contabilizarse el dato en 1971. El mínimo anterior fue la tasa del 0,9% alcanzada en marzo.
En julio de 2008, la tasa se mantuvo en un máximo de 11 años del 4,8%.

Según la OCDE, los precios de la energía de sus 30 miembros cayeron un 13,3% en los 12 meses hasta abril, después de descender un 11,9% en los 12 meses hasta marzo. Mientras, los precios de la alimentación subieron un 3,3% hasta abril, tras crecer un 4,5% hasta marzo.

La caída en la tasa de inflación de abril mantendrá vivos los temores a que las economías industrializadas puedan dirigirse hacia un periodo de deflación, incluso a pesar de las señales de que lo peor de la contracción ya ha pasado.

Entre los miembros de la OCDE, Islandia mantuvo la tasa anual de inflación más alta, del 11,9%, mientras que Irlanda registró la más baja, al recortar los precios un 3,5%. La inflación también se ralentizó en Japón, Portugal, España, Suiza, Suecia y Estados Unidos.