Northern Rock ha recibido 2.250 millones de libras esterlinas en dinero efectivo por la venta de parte de su cartera de hipotecas al banco de inversión JP Morgan, una suma que le permitirá devolver parte del préstamo urgente concedido por el Banco de Inglaterra de 25.000 millones. Northern Rock afirma que estos activos fueron vendidos con una prima sobre el valor en libros de 50 millones de libras y que su volumen representa un 2% del total de los activos. Para Northern Rock, esta prima es una muestra de la calidad de sus activos. Se trata de la primera venta realizada por Northern Rock desde que se viera forzada a recurrir a la ayuda del Banco de Inglaterra como consecuencia de la crisis crediticia.