España, que en 2008 ocupaba el último puesto dentro de los diez principales mercados donde opera Nokia, escala posiciones y se alza con la octava posición, desbancando a Brasil e Italia, informó hoy el director general de la firma finlandesa para España y Portugal, Alberto Matrone, en un encuentro con periodistas. El directivo señaló además que estos diez principales mercados han pasado de representar el 50% del negocio de la multinacional a tener un peso del 52% en un año.