Nestle señaló el lunes que está abierto a realizar compras, pero rehusó hacer comentarios sobre si podría hacer algo para dar al traste con la compra de Cadbury por parte de Kraft Foods.