La aseguradora Mutua Madrileña ha anunciado unas plusvalías de 222 millones de euros con la venta del 3% que poseía en la constructora ACS por unos 500 millones. Además, la compañia ha señalado que piensa reinvertir en renta variable el importe obtenido.