Tras registrar pérdidas en los tres trimestres previos, Morgan Stanley (MS) terminó el tercer trimestre con una ganancia, aunque esta fue inferior en un 91% a la de un año atrás, después que los ingresos cayeran a la mitad debido a la debilidad de sus operaciones de negociación de valores.
Las acciones de la firma subían el miércoles por la mañana el 0,4% a 32,60 dólares antes de la apertura de Wall Street. El precio de la acción se ha más que duplicado en lo que va del año.

Este fue el primer trimestre completo en que Morgan Stanley informa resultados consolidados de Smith Barney, firma de corretaje en la que tiene una participación de control luego que Morgan Stanley combinara sus operaciones en esa área con las de Citigroup.

Morgan Stanley registró una ganancia de 757 millones de dólares, o 38 centavos por acción, durante el tercer trimestre, una disminución frente al beneficio de 8.150 millones de dólares, o 7,38 dólares por acción, del mismo período del año anterior.

El resultado del trimestre del 2009 fue afectado por los diferenciales de crédito.

La firma agregó que los ingresos cayeron un 52% a 8.680 millones de dólares en los tres meses.

Según una encuesta de Thomson Reuters, los analistas esperaban, en promedio, que la compañía anunciara una ganancia trimestral de 27 centavos por acción e ingresos de 7.000 millones de dólares. Las proyecciones de los analistas usualmente excluyen las partidas extraordinarias.

La ganancia en su división de valores institucionales, que incluye los mercados de capital y las operaciones de banca de inversión, descendió un 88%, mientras que los ingresos cayeron un 69%. Los ingresos por banca de inversión crecieron un 20%.

El segmento global de administración de riqueza registró una ganancia gracias a los efectos de Smith Barney, luego que los ingresos crecieran un 91%.