El ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, admitió hoy la posibilidad de que la Unión Europea deba adoptar nuevas medidas contra la crisis económica, como le reclama EEUU, y abogó por acudir con un "espíritu abierto" a la cumbre del G-20 -países desarrollados y emergentes- del 2 de abril en Londres. "Europa ya ha hecho un esfuerzo importante, pero si el consenso es hacer otro esfuerzo... lo importante es salir de la crisis", manifestó Moratinos preguntado por las diferencias entre EEUU y la UE sobre los próximos pasos contra la cataclismo económico, y que según Washington deben incluir nuevos estímulos fiscales. Tras participar en un Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores, Moratinos defendió que la UE debe ir "con el espíritu abierto y de compromiso colectivo para crear confianza" a la cumbre del G-20. El titular español defendió "un buen mix de fiscalidad, supervisión y reformas" en un G-20 que será de "decisión", y no sólo diagnóstico, recalcó.