El consejo de Montebalito ha ratificado que la compañía espera cerrar el ejercicio con un beneficio que supera los 25 millones de euros, después de revisar la evolución de las distintas unidades de negocio y la buena marcha de los proyectos iniciados.
Esta cuenta de resultados se genera por la aportación de las tres grandes líneas de negocio: promoción inmobiliaria en Canarias, donde las ventas se mantienen a buen ritmo y es la propia compañía la que está ralentizando la comercialización ante la gran aceptación de las promociones previstas para este año desarrolladas por Meridional Canarias, y sobre todo las perspectivas de su negocio internacional. En patrimonio inmobiliario en Europa, a lo largo del primer semestre se iniciará la rotación de los primeros activos de París donde el grupo acumula importante plusvalías. Por otra parte se han completado las primeras inversiones en Alemania, donde existe a fecha de hoy un enorme potencial de rentas. En cuanto al negocio fotovoltaico, la buena marcha de la construcción de los parques previstos para este año y la avanzada comercialización de los mismos permite adelantar que a lo largo del segundo semestre estos parques queden conectados a red y la venta de los mismos contemplados. En cuanto a la evolución de la acción en el mercado, el Consejo de Administración lamenta el efecto arrastre que ha tenido sobre la cotización el desplome de otros valores inmobiliarios estos últimos días y cree que la acción de Montebalito no refleja su potencial de futuro. Por otra parte hay que resaltar que el Grupo Cartera Meridional, accionista de referencia de la sociedad, ha confirmado al día de hoy su intención de incrementar su participación a los precios actuales.