El fabricante japonés de automóviles Mitsubishi registró unas pérdidas netas de 25.701 millones de yenes (205,2 millones de euros al cambio actual) durante los nueve primeros meses del año fiscal 2009-2010 (de abril de 2009 a marzo de 2010), lo que supone multiplicar por más de cinco los 'números rojos' del mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la empresa en un comunicado.