El presidente de Windows, Steven Sinofsky, ha mostrado un adelanto de la versión táctil de su sistema operativo, que puede funcionar en tabletas.

La compañía ha demostrado su Windows 8 en una tableta táctil de 10,6 pulgadas y ha dicho que el sistema operativo también puede funcionar en ordenadores de sobremesa.

Microsoft, el mayor fabricante mundial de software, se está dando prisa en adaptar Windows para que pueda funcionar en dispositivos que puedan competir con el iPad, que domina el mercado de las tabletas.

El nuevo sistema operativo no estará disponible hasta el año que viene, según dijeron en marzo varias fuentes familiarizadas con la materia y consultadas por Bloomberg. Sin embargo, la empresa está dispuesta a demostrar que está haciendo progresos en el desarrollo de software que pueda ser usado por los fabricantes de ordenadores y proveedores de chips.

"Lo que se propuso hacer con Windows 8 fue realmente tratar de reinventar lo que se puede hacer con un ordenador" ha declarado Sinofsky. "Se podría decir que coloreamos fuera de las líneas.”

Ha declinado decir cuando estaría disponible el software, salvo para decir que “no será en otoño”. Sinofsky ha explicado que “la compañía proporcionaría información adicional sobre el producto en una conferencia de desarrolladores a finales de este otoño”.

El diseño del software es similar al interfaz del software del Windows 7 para móviles. Como ese programa, las “azulejos” de Windows 8 se pueden actualizar automáticamente para mostrar información de las aplicaciones en la pantalla de inicio del ordenador; por lo que una aplicación sobre el tiempo puede avisar de que hará sol sin que el usuario tenga que meterse en la aplicación.

Microsoft se deja un 0,53% hasta los 24,30 dólares por acción.