Microsoft ha solicitado a los fabricantes de chips que deseen utilizar la próxima versión de Windows para las tabletas, que trabajen únicamente con un fabricante de equipo.


Tal y como indica la página de Bloomberg, los fabricantes de chips y de ordenadores que estén de acuerdo con los términos, recibirán incentivos de Microsoft a cambio de aceptar las restricciones del único proveedor para diseñar la tableta.

Buscan limitar las variaciones para ayudar a Microsoft a acelerar la entrega de las nuevas tabletas Windows, manteniendo un control más estricto sobre los socios y acelerando el proceso de desarrollo y testeo.

Aunque el programa no es obligatorio, las restricciones pueden impedir a los fabricantes la creación de una gran variedad de modelos basados en Windows, para competir con Apple.

En versiones anteriores de Windows, los fabricantes de chips podían trabajar con diferentes fabricantes de ordenadores.

“Microsoft se encuentra todavía en el proceso de desarrollo de la nueva versión de Windows, continuando la obra de ingeniería con nuestros socios de Silicon como parte de la muestra de tecnología que dijimos en enero”, indicó Microsoft en un comunicado.

“Seguimos hablando regularmente con socios de hardware en todo el mundo, como parte de nuestro proceso de desarrollo”, seguía explicando la compañía en ese documento.

A las 18.25 horas, Microsoft cae un 1,84% hasta 24,44 dólares. Por su parte, Apple incrementa su cotización en un 0,13%, 348,28 billetes verdes.