Microsoft contemplaba a última hora del jueves lanzar una oferta hostil por Yahoo, según indicaron fuentes cercanas a la situación, por lo que sería probable que la empresa emitiera un anuncio el viernes. Sin embargo, las mismas fuentes señalaron que las negociaciones continúan y que la compañía de software podría cambiar de táctica antes de anunciar su decisión. Microsoft declinó hacer comentarios sobre sus planes futuros. En una entrevista publicada el jueves, el consejero delegado de Microsoft, Steve Ballmer, declinó comentar esta decisión. "Con las circunstancias adecuadas se producirá. Sin ellas, no", se limitó a decir.
El precio será un factor clave si Microsoft presenta una oferta hostil por Yahoo, por la que ya lanzó una oferta no solicitada en enero. La propuesta de Microsoft en efectivo y acciones, la cual fue desestimada por Yahoo al considerar que infravaloraba su negocio, ascendía a US$29,48 por acción a las 4 p.m. hora local del jueves en el Nasdaq. Microsoft indicó esta semana que está preparando una mejora de esa oferta hasta US$33 por cada acción de Yahoo, de acuerdo con fuentes cercanas a la situación. Los principales accionistas de Yahoo han señalado que quieren un precio dentro del rango US$35-US$37 por acción, según las mismas fuentes. Si finalmente presenta una oferta hostil, Microsoft tendría que ofrecer un precio que crea que sea aceptable para los accionistas que controlan la mayor parte del capital de Yahoo, aunque los inversores podrían rebajar sus pretensiones ante el carácter de ultimátum de la oferta de Microsoft. Durante una asamblea de empleados de Microsoft, Ballmer afirmó que no pagaría ni "un centavo por encima" de lo que cree que vale Yahoo y que anunciará su decisión "en un margen de tiempo relativamente corto". Un portavoz de Yahoo declinó comentar sobre las palabras de Ballmer.