La canciller alemana, Angela Merkel, se mostró  partidaria de buscar un inversor para el productor automovilístico Opel con la garantía del apoyo estatal. En su intervención ante 3.000 trabajadores de la fábrica de Opel en Rüsselsheim (cerca de Fráncfort), Merkel exigió hoy a la matriz estadounidense General Motors que presente un plan de viabilidad responsable en los próximos 60 días, como ha exigido el presidente de EEUU, Barak Obama.