La farmacéutica alemana Merck no quiso dar una perspectiva para 2009 en su junta general de accionistas celebrada el viernes debido a la incertidumbre actual y dijo que se necesitan más recortes en la producción de pigmentos. "Incluso realizar una estimación medio fiable es difícil porque la incertidumbre es simplemente demasiado elevada y las tendencias demasiado difíciles de juzgar", señaló el consejero delegado de Merck KGaA, Karl-Ludwig Kley. Kley indicó que la demanda de pigmentos ha seguido cayendo con fuerza durante el primer trimestre de 2009 y son necesarios más recortes de la producción. Se verán afectadas cuatro plantas: Gernsheim, en Alemania, Savannah, en Georgia, Onahama, en Japón, y Songjiang, en China.