Meliá Hotels ha aumentado sus ganancias entre enero y septiembre un 10,1% hasta los 119,7 millones de euros. Los ingresos de Meliá Hotels caen un 1,6% en tasa interanual hasta los 1.414,1 millones desde los 1.436 millones logrados en los tres primeros trimestres del año.

La compañía hotelera balear "resiste el impacto de la recuperación de destinos emergentes, y la ralentización de las ventas de última hora motivada por el cálido verano en el norte de Europa", explica en un comunicado.

Meliá Hotels aumenta sus beneficios un 10% hasta los 119,7 millones

El resultado bruto de explotación (ebitda) de Meliá Hotels aumentó un 9,1% hasta septiembre de 2018, sumando 273,6 millones frente a los 250,7 millones de los nueve primeros meses de 2017. El ebitdar (el beneficio antes de intereses, amortizaciones, depreciaciones, impuestos y arrendamientos) mejoró entre enero y septiembre un 8,6% hasta los 423,5 millones.

La deuda neta aumentó en 80,8 millones durante los nueve primeros meses de 2018 frente a diciembre de 2017, principalmente debido a la consolidación del hotel ME London, que incrementó la deuda bancaria en 69,7 millones de euros (60,7 millones de libras esterlinas). Asimismo, la ratio de apalancamiento se sitúa en dos veces ebitda.

Meliá resalta, además, el “crecimiento espectacular de MediaPro” (34,7%), el portal exclusivo para agentes de viajes, y el segmento Meeting & Events, una apuesta del Grupo para potenciar la relación con sus socios comerciales. Las ventas directas a través de la propia web han crecido un 5%.

Tras la valoración de los activos del grupo en Joint Ventures, el valor neto de los activos por acción se cifra en 15,2 euros.

La hotelera también explica en un nota de prensa un importante avance en márgenes "gracias a las eficiencias generadas por la digitalización del grupo y las economías de escala, a medida que el modelo gestor sigue consolidándose". 

Resultados Melia tercer trimestre 2018