En la bolsa española hay índices bursátiles más allá del Ibex 35, en el que cotizan las 35 mayores empresas por capitalización. Por capitalización hay otros índices como el Medium Cap o el Small Cap que es el más rentable en 2019 al acumular un retorno del 10,4%. 

Mientras que por sectores hay hasta seis grandes índices como el de petróleo y energía, materiales básicos, industria y construcción, bienes de consumo, servicio de consumo, servicios financieros e inmobiliarias, tecnología y comunicaciones.

El que mejor comportamiento está demostrando este ejercicio es el de materiales básicos, industria y construcción con una rentabilidad del 18,6%, frente al 12,5% del índice sectorial de bienes de consumo o el energético que se anota un 10%. Los índices sectoriales que peor rentabilidad logran este ejercicio es el de servicios de consumo con un alza del 4% y de bancos e inmobiliarias con un 7,45%.

El índice que mejor rendimiento consigue está formado por 33 compañía, entre las que destacan ACS, Ferrovial, Acciona, Acerinox, ArcelorMittal, CIE, Gestamp o Técnicas Reunidas. Acciona es la compañía más en forma del Ibex 35, acumula un alza en los últimos doce meses del 63,4% y alcanzó sus máximos anuales este mes de marzo al alcanzar los 96,4 euros. ACS y Ferrovial alcanzaron también niveles históricos este mismo mes al llegar a los 40 euros en el caso de la compañía de Florentino Pérez y hasta la cota de los 21,05 euros en el caso de la empresa familiar de los Del Pino.

Materiales básicos, industria y construcción, el índice sectorial más rentable este 2019

En el índice que peor lo hace este año se encuentran empresas como IAG, Meliá Hotels, Aena, Mediaset, NH Hotels o Atresmedia. Sin embargo, si hay dos grandes sectores en el Ibex 35, entre los pesos pesados de la bolsa nacional destacan los bancos y las energéticas que capitalizan un 28,8% y un 23,6%, respectivamente. Esto es, la mitad del Ibex 35 está en manos de lo que puedan hacer ambos sectores.

Rafael Ojeda, analista independiente de bolsa, apunta que mientras haya incertidumbres en el mercado, probablemente el energético sea un sector en el que estar porque son compañías bastante estables que dan un buen dividendo. “Cuando tú no vas a obtener una importante rentabilidad vía rentabilidad de tu activo, tener ese colchón, es la protección del dividendo es muy importante. Si la situación se torna complicada, con un brexit duro, que las elecciones en España generen situaciones de bastante estrés político, o que EEUU y China entren en una vorágine muy complicada, obviamente los mercados sufrirán y empresas defensivas, como las eléctricas, van a ser beneficiadas”, apunta.

Mientras que en el caso de la banca, Ojeda comenta que se le ha complicado bastante el panorama tras las últimas decisiones de los bancos centrales de retrasar la normalización monetaria. “Hasta el año 2020/2021, parece que vamos a tener una política de tipos ultrabajos y por tanto, para el sector bancario, le va a resultar bastante complicado, obtener rentabilidad”, añade.

Este mismo jueves el Ibex 35 perdió los 9.400 puntos después de que se conociera que la Reserva Federal subirá tipos una vez en los próximos tres años. Eso ha sido interpretado por el mercado como que el Banco Central Europeo (BCE) no tendrá tanta presión para elevar los tipos de interés y los bancos seguirán presionados en sus márgenes de intereses, lo que en la mayoría de casos deja rentabilidades financieras por debajo del coste del capital.

De hecho, Banco Sabadell y Bankia son las compañías del Ibex 35 que más caen en los últimos 12 meses. En concreto, con el nuevo recorte de este jueves, el precio de las acciones de la entidad catalana se relajan de nuevo hasta los 0,9304 euros por título, y acumulan un retroceso en el año móvil superior al 43%, en comparación con los 1,641 a los que negociaba hace doce meses.

Por su parte, los 2,42 euros por acción con los que puso fin a la jornada la entidad que lidera José Ignacio Goirigolzarri se encuentran también más de un 33% por debajo del precio marcado a estas alturas del mes de marzo del pasado año, cuando el valor cotizaba en los 3,650 euros por acción.

Ninguna entidad financiera del Ibex 35 negocia ahora por encima del nivel en el que lo hacía en marzo del año pasado. En este período, las caídas para CaixaBank rozan ya el 25%, mientras que Bankinter, BBVA y Santander se mueven ahora con un precio en torno a un 16% más bajo del que lo hacía hace un año, señalan los analistas de IG.