La inmobiliaria Martinsa-Fadesa informó hoy de que, junto a la solicitud de concurso voluntario presentado por la empresa en el Juzgado de lo Mercantil de A Coruña, también se ha presentado solicitud de concurso voluntario de seis filiales. En concreto, Martinsa-Fadesa señala en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha solicitado el concurso voluntario de las sociedades Jafemafe, Inmobiliaria Mar Plus, Fecler, Inomar, Town Plannig Consultores, y Construcciones Pórtico, todas ellas filiales de Promociones y Urbanizaciones Martín, actualmente denominada Martinsa-Fadesa.
La sociedad explica que estas filiales garantizaron financiación senior, el crédito sindicado que en su origen sirvió para pagar el precio de la OPA de Fadesa Inmobiliaria, y han presentado la solicitud de concurso voluntario "como el mejor modo de evitar un empeoramiento de la situación de crisis que pudiera devenir irreversible y repercutir en sus acreedores, si los acreedores de la financiación senior decidieran ejecutar esta garantía". Al día con proveedores Martinsa-Fadesa está al día en cuanto a pagos a sus proveedores en el momento de solicitar el concurso voluntario (antigua suspensión de pagos), según los datos recabados por la firma Iure Abogados. El despacho especializado en representar a acreedores en este tipo de procesos avanzó su intención de organizar una asociación de proveedores afectados y personarse en el concurso de Martinsa-Fadesa. No obstante, en fuentes de la firma aseguraron que, por el momento, todas las empresas proveedoras de la inmobiliaria estaban al día en cuanto a los pagos, en función de los datos obtenidos de aquellas que ya se han puesto en contacto con el despacho, unas treinta hasta el momento. Según las mismas fuentes, este hecho diferencia el caso de la compañía que controla y preside Fernando Martín de otras suspensiones de pagos en las que Iure también se ha personado, como son Llanera y Seop, entre otras. Iure recordó sin embargo que una vez que el Juzgado número 1 de los Mercantil de A Coruña dicte la suspensión de pagos, los proveedores que tengan en ese momento cobros pendientes puede que no los perciban hasta que la administración concursal no decida como se atienden las deudas de la compañía. En este sentido, destacó que las empresas proveedoras del sector constructor e inmobiliario cobran en un plazo medio de unos 180 días.