La inmobiliaria Martinsa-Fadesa comenzará mañana a cotizar en bolsa como grupo fusionado, una vez integradas ambas compañías y autorizada la operación por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía resultante de la fusión quedará controlada por Fernando Martín, con el 44,5% del capital, mientras que su socio en la opa, Antonio Martín Criado, gestionará el 14,8% y el 20,6% cotizará libremente en bolsa (free float). Martinsa-Fadesa suma un 0,33 por ciento en su debut y se coloca a 18,5 euros.
El resto se divide entre los nuevos accionistas que acudieron a la ampliación de capital: los hermanos Jesús y Jaime Salazar, presidente y consejero delegado de Sos Cuétara, respectivamente, (6,92%); el ex director de Inditex, Juan Carlos Rodríguez Cebrián (6,91%); Bancaja (5,45%); y las cajas de Vigo (0,99%), Burgos (0,99%), Avila (0,99%) y Navarra (0,89%). Martinsa realizó una ampliación de capital a comienzos del año en la que dio entrada a los citados accionistas, con el objetivo de financiar la adquisición de Fadesa, para lo que contó también con un préstamo de 75 millones de euros otorgado por Caja Madrid. El endeudamiento de la compañía fusionada supone el 40% del valor de sus activos, del que un 20% proviene de los gastos derivados de la adquisición y el otro 20%, de la deuda que ya poseía Fadesa. En lo que va de año, Fadesa, que debutó en bolsa en abril de 2004, ha perdido más de un 34% de su capitalización.